Loki, el hasky que sufrió los efectos de la marihuana por goloso