Pepsi asegura que una de sus bebidas desintegraría a un ratón