“Quiero a mi perro más que a mi hijo”