Un empresario estadounidense regala 50.000 dólares a cada uno de sus empleados por Navidad