Un austríaco bate el récord mundial de mantenerse cubierto por hielo metido en una caja