Los despidos del Banco de España, los más caros