Blanco confia en un acuerdo