La CE busca una salida negociada a disputa con EEUU por las apuestas en internet