Canarias debe convertirse en un centro de tránsito aéreo entre EEUU y África