"Cierta disparidad" en la huelga