España dice que la paralización del decreto llevaría al colapso de la minería