España podría perder 20.000 millones en el presupuesto de los 27