José Luis Sampedro dice que "no es que el capitalismo sea malo, es que está agotado"