Latinoamérica sigue en el lado de las pérdidas a tono con la bolsa de Nueva York