Portugal y Grecia también se estrellan