El Rey, con las grandes empresas que apuestan por la sostenibilidad