Salgado cifra la deuda española en 680.000 millones