Solbes afirma que los 400 euros agotan el margen de maniobra del Gobierno