Telefónica contempla recortar su plantilla un 20% en tres años