Venezuela considera que el precio del crudo debe llegar a los 100 dólares el barril