Wall Street estrena el 2011 colocándose en su nivel más alto en más de dos años