Wall Street se resiente ante una posible paralización del Gobierno de EE.UU.