Zapatero, sobre la deuda