Bajó en 10.000 la cifra semanal de solicitudes de subsidio de paro en EE.UU.