La confianza de los consumidores cae al nivel más bajo desde mayo de 2009