La crisis dispara el número de parados de más de 45 años por encima del millón