El dato del paro da un respiro al Gobierno