Viven la amenaza de un desahucio inminente pese a llevar pagando 12 años su casa