El diferencial entre el bono español y el alemán baja a 221 puntos básicos