El euro cae en una jornada carente de impulsos