Las cajas ganan un 23 por ciento menos en 2010 y auguran fusiones en otros sectores