El gasto familiar se reduce un 3,4%