La gravedad del accidente nuclear de Fukushima arrastra al Nikkei