La banca bajó el interés de los créditos a la vivienda en mayo y subió el consumo