Las bolsas latinoamericanas se hunden por los resultados negativos en Wall Street