Los líderes mundiales buscan soluciones a la crisis en Washington