La mayoría de las bolsas latinoamericanas inician la semana en números rojos