Un millón de cooperativistas pueden estar desprotegidos ante una quiebra