Los pescadores inician un paro indefinido que puede dejar sin pescado los mercados