El precio de las casas, a la baja