El presidente de Adegi confía en el fin de la extorsión de ETA, que no ha desaparecido