Los principales fabricantes cerraron 2010 con fuertes subidas de las ventas en EE.UU.