La producción global de Toyota cayó un 31,3 por ciento en marzo