"Esto es una merma de derechos, no somos robots": la calle contesta a que se pueda despedir si faltas al trabajo