La venta de viviendas modera su aumento, aunque la recuperación se consolida