Las altas temperaturas motivan el consumo