El empate de Levante y Sporting deja a ambos equipos con la permanencia a tiro