Froome resiste las embestidas de Quintana y se lleva el Tour