“Montoro ha decidido ver un oasis en el desierto”