A pesar de cerrar el capítulo del rescate los bancos siguen sin dar crédito